Es obligatorio registrar la jornada laboral: Sentencia audiencia nacional.

classic Classic list List threaded Threaded
1 message Options
Reply | Threaded
Open this post in threaded view
|

Es obligatorio registrar la jornada laboral: Sentencia audiencia nacional.

Decora Oficina

OFERTA ESPECIAL EN ALQUILER
Si no puede ver correctamente este email,    haga clic aquí.
                       
               
               
               
               
                Sistemas de control de presencia Cucorent


                        Los sistemas de control de presencia son herramientas compuestas por Apps y dispositivos electrónicos -terminales- que nos permiten controlar y gestionar las horas trabajadas por los empleados de una empresa. Es la forma más eficaz para conocer el cumplimiento horario de los trabajadores. Estos sistemas de control nos ayudan a comparar el horario teórico con el real, permitiendo explicar las causas por las que se han producido los incumplimientos horarios (incidencias laborales).
               
                                                 ([hidden email])
                                               
                                        En cumplimiento de lo establecido en los artículos 5.5 y 30.2 de la Ley Orgánica 15/1999. de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), le informamos que sus datos están en un fichero propiedad de Matrix Data S.L. Los datos utilizados en esta promoción han sido obtenidos de las fuentes accesibles al público establecidas en el articulo 3.1 de la LOPD y/o a través de nuestra relación comercial.

                                                Si no desea recibir más nuestros Emails haga click aquí
                                               
El País, Madrid 28 ENE 2016 - 21:03 CET

                                                El paro cierra 2015 con una bajada récord: 678.200 desempleados menos:

                                                2015 ha sido un buen año para el empleo. El paro bajó con fuerza y el empleo, casi en paralelo, creció. El número de desempleados se redujo en 678.200 personas, la mayor bajada de la serie estadística, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuatro trimestre de 2015. La ocupación creció en 525.100 puestos de trabajo, una cifra que no se veía desde los últimos años de la burbuja inmobiliaria, concretamente desde 2006. Pero las cifras agregadas siguen situando a España en el pelotón de cabeza de los países europeos con peores cifras en su mercado laboral: la tasa de paro supera aún el 20,9% y casi 4,8 millones de personas sin trabajo. Y, además, el empleo temporal ha vuelto a crecer con fuerza: el 25,6% de quienes trabajan saben que su contrato va a acabar más pronto que tarde.


                                                El mercado laboral ha encadenado dos años completos de mejora. 2015 ha sido mejor que 2014. Se ve en las grandes cifras y también en otras, como las desestacionalizadas. Tanto el paro como el empleo —las dos caras del mercado laboral— arrojaron saldos positivos cuando se limpian los números brutos de efectos como las campañas agrícolas, la temporada alta del turismo o las contrataciones propias del sector comercial en Navidad, según los datos que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha divulgado.

                                                También las cifras comparadas del último trimestre de 2015 con el penúltimo son buenas en ambos casos: 45.500 ocupados más y 71.300 parados menos. Y lo son más si se tiene en cuenta que el otoño y el invierno no es un habitual que el mercado de trabajo tenga saldos positivos.


                                                Los datos de la EPA incluso han mejorado algunas de las previsiones económicas de los institutos privados, como la que formuló esta misma semana el Instituto Flores de Lemus, de la Universidad Carlos III de Madrid, que estimaba que el paro bajaría hasta el 21,4%. Esta desviación ha llegado, principalmente, por la evolución de la población activa, que durante el último año ha caído hasta los 22,8 millones de personas en edad y disposición de trabajar.


                                                La evolución de la población activa no deja de ser sorprendente. Los dos años de recuperación laboral no funcionan todavía como reclamo para evitar su descenso y tanto 2014 como 2015 han acabado con una fuerza laboral menor que al comienzo.


                                                Gracias al comportamiento de la población activa, Mariano Rajoy puede presumir de que durante sus cuatro años mandato ha bajado el paro. Sin embargo, el presidente del Gobierno en funciones no puede decir lo mismo de la creación de empleo, puesto que los 18,098 millones de puestos de trabajo quedan ligeramente por debajo de los 18,153 millones que encontró al llegar al poder. De no lograr la investidura, se convertirá en el primer presidente desde Leopoldo Calvo-Sotelo que acaba su mandato con menos ocupados que al principio.

                                                La diferencia entre hace poco más de cuatro años y ahora es la diferente coyuntura. Entonces, la economía —con el petróleo por encima de los 100 dólares el barril, el euro cotizando a 1,4 dólares y el Banco Central Europeo (BCE) interviniendo de forma tímida en los mercados de deuda— estaba en el epicentro de la segunda recesión de la crisis. Ahora, con el crudo en el entorno de los 30 dólares, el euro cambiándose a 1,09 dólares y la prima de riesgo en 120 puntos básicos gracias a la fuerte ayuda del plan de compra de bonos del BCE, crece a un ritmo superior al 3% del PIB.


                                                Pero el mercado laboral español precisa todavía varios años seguidos como 2014 y 2015 para cerrar las heridas abiertas durante los casi siete años de desplome. Esa brecha no solo se ve en el número total de parados o en la tasa de desempleo, también se aprecia en el número de hogares con todos sus miembros en paro (1.556.600) o el de los que carecen de ingresos (721.300).


                                                Y en los datos se aprecian síntomas de que en el último medio año se ha frenado ligeramente la mejora laboral. Entre julio y septiembre el ritmo anual de crecimiento era del 3,11%; entre octubre y noviembre ha sido del 2,99%. Si la medición se hace en horas trabajadas, el freno es mucho mayor: de un incremento del 4% a uno del 1,8%, respectivamente. La industria, por su parte, ha destruido empleo en los últimos tres meses del año.

                                                 

                                                 
                                               
                                       
               
_______________________________________________
[hidden email] mailing list
https://lists.freebsd.org/mailman/listinfo/freebsd-doc
To unsubscribe, send any mail to "[hidden email]"